Deportes

La Puebla de Alfindén acoge el II Interclubs de patinaje

Galería con múltiples imágenes (Pulse en la foto para abrir el visor): 

El pasado 12 de febrero celebramos el II Interclubs en La Puebla de Alfindén, en el que participaron cerca de 200 niñas.

La patinadora alfindeña Elsa se estrenó en competición con el test D, haciendo un excelente baile y ejecución de los elementos, y consiguiendo una posición a mitad de tabla, lo cuál es un éxito para ser su primera vez. Por su parte, Sheila Manero consiguió una sexta posición sobre 25.

Cuatro socios del Club Correcaminos Alfindén participan en el Campeonato de España de Maratón

Club Correcaminos Alfindén

Cuatro miembros del Club Correcaminos Alfindén participaron, el pasado 19 de febrero, en el VII Maratón BP que tuvo lugar en Castellón. El Campeonato de España de Maratón reúne a la élite española de distancia, en la categoría absoluta y de veteranos.

Los alfindeños completaron los 42 kilómetros del recorrido obteniendo muy buenos resultados:

Héctor Franco 2h35´02seg

Borja Darsa 3h:00´31seg

Fernando Rodrigo  3h 29´32seg

Miguel Angel Rivero 3h 49´30seg

M. LATORRE GRACIA: “Un árbitro no es el enemigo, sino alguien que dirige el juego”

Galería con múltiples imágenes (Pulse en la foto para abrir el visor): 

Marcos Latorre nació en La Puebla de Alfindén en el año 91. Lleva 8 años en el mundo del arbitraje, esta temporada en Tercera División y en Segunda B como asistente.

 

  1. ¿Cuándo empezaste a arbitrar?

A los 18 años. Jugaba a fútbol en La Puebla y un día con los amigos pensamos que no íbamos a poder vivir de ello, así que se nos ocurrió la idea de ir a la Federación y preguntar qué había que hacer para ser árbitro. Al final, el único que terminó el curso fui yo.

Club Correcaminos: Crónica del I trail Santa Quiteria

Hasta un total de 13 Correcaminos se dieron cita el domingo en La Almolda, para la tercera carrera y final del Circuito Trail Monegros y primera de la Trail Series Zaragoza, o Santa Quiteria si no se estaba inscrito en los circuitos, donde el viento y sobre todo el barro, quisieron su cuota de protagonismo. Las dos distancias obligaron a aumentar la concentración en el suelo para evitar sustos.