Los vecinos de La Puebla se lanzan al agua para ayudar

Alrededor de 46.000 personas padecen Esclerosis Múltiple (EM) en España. En Aragón, la cifra alcanza el millar. Cerca de mil vidas que paulatinamente van viéndose afectadas por una enfermedad degenerativa para la que todavía no se ha encontrado cura y cuya causa sigue siendo un enigma. Una enfermedad que ataca al sistema nervioso central, que puede causar trastornos físicos, emocionales y socio-laborales y cuyos síntomas van desde fatiga o debilidad física hasta falta de coordinación, problemas de equilibrio, alteraciones visuales o trastornos en el habla.

Por eso, todas las iniciativas son más que bienvenidas y, en este sentido, los vecinos de La Puebla de Alfindén son un ejemplo de solidaridad: los próximos días 10 y 13 de agosto tendrá lugar el VI Maratón Acuático Solidario por la Esclerosis Múltiple, en las Piscinas Municipales de la localidad. Desde hace más de diez años los alfindeños nadan hacia la meta de ayudar a los enfermos de EM, recaudando fondos con cada largo para donarlos a la asociación Fadema (Fundación Aragonesa de Esclerosis Múltiple).

“Seguimos sumando metros a favor de las personas con Esclerosis Múltiple en Aragón”, afirma el director técnico de Instalaciones Deportivas de la Puebla de Alfindén, Javier Gil, subrayando la importancia de concienciar y sensibilizar a la población sobre esta enfermedad. Así, durante dos días, los participantes nadarán en las piscinas para tratar de conseguir el mayor número de metros posible.

Pero no sólo los adultos se mojan: los más pequeños de la casa también quieren aportar su granito de arena, ponerse las gafas de buceo y zambullirse en un maratón infantil, el 10 de agosto de 12.00 a 18.00 horas, para apoyar la lucha contra la EM.

Javier Gil cuenta que la iniciativa nació como un reto deportivo, cuando él y otros dos deportistas del municipio se propusieron ver “quién aguantaba nadando durante diez horas sin parar”. “Después del primer año –continúa relatando el director técnico de Instalaciones Deportivas– nos dijimos que por qué no utilizábamos esa energía en algo positivo y, dado que en La Puebla hay un alto porcentaje de afectados por EM, decidimos que ésta era una buena forma de hacer que se sientan comprendidos e integrados”.

Y lo ha sido. Esta iniciativa se celebra poco antes de las Fiestas de La Puebla de Alfindén, consiguiendo así “sensibilizar a la gente e intentar entre todos que los enfermos de Esclerosis Múltiple gocen también de unas fiestas dignas gracias a la ayuda de todos”, apunta Javier Gil, quien anima a vecinos y visitantes a participar un año más en este evento, que ya es cita obligada durante los festejos.

El director técnico de Instalaciones Deportivas de la Puebla de Alfindén confiesa que “a veces nos empeñamos en hacer acciones por personas que sufren alguna calamidad pero que están lejos, sin darnos cuenta que delante de nuestros ojos, nuestros vecinos y amigos, también existen problemas con los que se puede colaborar”. “La maratón ayuda a cohesionar el tejido social del municipio y destaca los valores que conlleva el deporte”, manifiesta Javier Gil.

TRES HISTORIAS, UN OBJETIVO


La localidad zaragozana de La Puebla de Alfindén es un buen ejemplo de cómo es posible conseguir lo que te propones. No importa si has sufrido un accidente, si eres un deportista de élite o si eres ama de casa y acabas de aprender a nadar. El resultado final acabará por afirmar lo mismo: querer es poder.

Jorge Gavrila tuvo hace 18 años un accidente de coche que le dejó cuatro meses en la UVI. Después de un largo proceso de rehabilitación, Jorge empezó a nadar con el objetivo de mejorar y de conseguir superar sus límites: “Participar en el maratón por la Esclerosis Múltiple es muy importante para mí, y quiero demostrar a los demás que luchando pueden llegar a dónde quieran”, asegura Jorge con una sonrisa. Nadando con sólo uno de sus brazos, ha alcanzado cientos de metros para la lucha contra la EM.

La historia de Miguel Jiménez es muy diferente. Es la historia de un niño inquieto, apasionado por el deporte y con mucho entusiasmo. “Desde que era muy pequeño he competido en fútbol, atletismo, natación, ciclismo... y siempre he intentado superarme y mejorar la marca anterior”. Y lo ha conseguido: este joven bombero alfindeño ganó la medalla de plata en los XIII Juegos Mundiales de Policías y Bomberos, celebrada en Vancuver (Canadá) durante el verano de 2009.

Miguel es, además, uno de los impulsores del Maratón Acuático Solidario por la Esclerosis Múltiple de La Puebla de Alfindén, cuando hace más de diez años se reunió con dos personas más y decidieron comprobar cuántos largos eran capaces de hacer. “Hacemos deporte y ayudamos a otras personas que realmente lo necesitan, ¿qué más se puede pedir?”, concluye.

Si alguien le hubiera dicho a Alicia Fernández, cuando tenía 29 años, que en la actualidad sería capaz de participar en una travesía de seis kilómetros a nado en pleno mar Mediterráneo tal vez no lo hubiera creído. Entonces no sabía nadar, pero eso no impidió a esta ama de casa poner todo su empeño en aprender para que, por ejemplo, tal día como hoy, pueda ayudar a los demás con sus brazadas. “Superarse día a día es muy importante, cada vez más y, si además ayudas en una buena causa, es todavía más importante”, cuenta Alicia antes de lanzarse al agua para entrenar.

Los tres son luchadores natos. Los tres han demostrado que puede lograr las metas que se propongan gracias al esfuerzo y la tenacidad. Los tres nadan cada año durante más de diez horas por un mundo más fácil para los enfermos de Esclerosis Múltiple.

sellorepor